Logística

Autopista Atizapán-Atlacomulco: ¿quién la construye?

La construcción de la autopista Atizapán-Atlacomulco en México se ha reanudado en ciertas secciones y se espera que se concluya en tres años.

De acuerdo con la empresa Aleatica, su avance dependerá de la entrega de la totalidad del derecho de vía por parte de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT) y de que queden resueltos los problemas sociales.

Aleatica rescindió el contrato de construcción para la carretera Atizapán-Atlacomulco con la empresa CPVM (el 8 de abril de 2019), el cual históricamente había sido su proveedor de servicios de construcción.

Por consecuencia, la empresa tuvo que seleccionar a una nueva constructora para realizar las obras de la autopista. 

Autopista Atizapán-Atlacomulco

En 2020, Aleatica firmó un nuevo contrato de Ingeniería, Procura y Construcción de la autopista Atizapán-Atlacomulco a través de sus subsidiarias Concesionaria AT-AT y Latina México, para continuar con las obras de la vía carretera, celebrando un primer convenio modificatorio al mismo con fecha 6 de febrero de 2024. 

Además, en febrero de 2024, Aleatica firmó un nuevo contrato de obra con dos empresas, Construcciones y Dragados del Sureste y Calzada Construcciones (subsidiarias Grupo HYC), respecto de ciertos tramos de la carretera Atizapán-Atlacomulco.

En abril pasado, Bosco Martí, director global de relaciones institucionales de IFM Global Infraestructure Fund, dueña de Aleatica, dijo al diario Reforma que la autopista Atizapán-Atlacomulco estará lista en 36 meses.

Otorgada en 2014 por el gobierno federal, la concesión de esta vía concluye hasta 2054.

Concesión

Aleatica advirtió que la construcción de la vía podría sufrir demoras o incrementos en sus costos por varias razones, algunas de las cuales están fuera de su control, incluyendo la falta de obtención oportuna de la liberación de derecho de vía, la escasez o incremento de los costes de materiales de construcción (inflación), problemas de orden laboral y fenómenos tales como los desastres naturales, pandemias, entre otros. 

Esta autopista comprenderá una longitud de 77.2 km y Aleatica tiene una participación del 100 por ciento.

El objetivo de esta autopista consiste en comunicar la zona norte y norponiente del área metropolitana de la Ciudad de México con Guadalajara-Morelia y Querétaro, a través de la construcción del ramal Atizapán-Atlacomulco.

Bosco Martí agregó que se alista una inversión de 1,000 millones de dólares para construir, junto con ICA e HYCSA, la autopista Atizapán-Atlacomulco.