Global

Apoyo a la economía circular en China

China ha tomado una serie de medidas para apoyar la economía circular a través de su marco jurídico, de acuerdo con un informe de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Para empezar, el Reglamento sobre la Administración de la Recuperación y Eliminación de Desechos Eléctricos y Electrónicos de 2009 sentó las bases de un sistema de gestión reglamentado para la recogida y eliminación de desechos eléctricos y electrónicos.

Como resultado, los fabricantes de los productos incluidos en el catálogo aportan fondos que después se utilizan para financiar empresas calificadas dedicadas a la eliminación de desechos. 

A finales de 2022, China contaba con 109 empresas de eliminación de desechos calificadas.

Estas empresas tenían entonces una capacidad de procesamiento anual de 160 millones de unidades de desechos electrónicos. 

La economía circular minimiza el desperdicio y hace un uso más eficiente de los recursos. 

Economía circular

Desde 2008, China considera el desarrollo de la economía circular un pilar estratégico importante para su desarrollo económico y social. 

En 2021, también incluyó la economía circular entre las 10 medidas clave para alcanzar el punto máximo de emisiones de carbono. 

China ha establecido un marco jurídico relativamente amplio para apoyar la economía circular y ha logrado avances significativos en ese ámbito, lo que ha contribuido positivamente al logro de los objetivos de desarrollo sostenible. 

Directrices

En el análisis de la Secretaría de la OMC sobre este modelo económico, las medidas adoptadas por sus integrantes se identificaron por actividad/objetivo de economía circular, a saber: 

  • Mejorar la transparencia en relación con la composición material.
  • Reducir el consumo de recursos y la generación de desechos.
  • Fomentar el desarrollo de la tecnología y la investigación en relación con la circularidad.
  • Apoyar las prácticas de reparación y remanufactura.
  • Promover el uso de ciclos biológicos y materiales sostenibles.
  • Fomentar la sustitución de los recursos no renovables.
  • Fomentar la reutilización y el reciclaje.
  • Gestionar las sustancias y desechos peligrosos de manera ambientalmente racional.
  • Facilitar la conversión de los desechos en energía.

OMC

La contribución del comercio a la economía circular ocupa un lugar prioritario en los debates de los Miembros de la OMC.

En 2021, los Miembros acordaron identificar y compilar las mejores prácticas, y estudiar las posibilidades de medidas voluntarias y asociaciones para asegurar que el comercio y las políticas comerciales apoyen y contribuyan a la consecución de una economía regenerativa más eficiente en el uso de recursos.