Global

Albert Einstein, el COVID-19 y la crisis

Albert Einstein, a quien se le considera el científico más importante, conocido y popular del siglo XX y quien murió hace 65 años, realizó una inspiradora descripción de la crisis, que ahora adquiere una relevancia crucial y oportuna por los desafíos que conlleva la pandemia del COVID-19 para todos

El brote de este nuevo coronavirus se ha extendido a más de 190 países. Según estimaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos​ (OCDE), el virus podría recortar el crecimiento económico mundial hasta en un 2.0% por mes si las condiciones actuales persisten.

También el comercio mundial podría caer entre 13% y 32% en 2020, dependiendo de la profundidad y el alcance de la recesión económica mundial, de acuerdo con estimaciones de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

El impacto total no se conocerá hasta los efectos del pico de la pandemia.

Albert Einstein fue proclamado “personaje del siglo XX” y el más preeminente científico por la revista Time.

El COVID 19 ha generado un impacto desgarrador único, ha propiciado más de 200,000 muertes, ha llevado los precios del petróleo a cotizaciones negativas, ha encerrado a miles de millones de personas en sus hogares…

Albert Einstein y su pensamiento

En palabras de este físico alemán de origen judío, nacionalizado después suizo, austriaco y estadounidense:

“No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche oscura.

Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar ‘superado’.

Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias, violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones. La verdadera crisis, es la crisis de la incompetencia. El inconveniente de las personas y los países es la pereza para encontrar las salidas y soluciones. Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Sin crisis no hay méritos. Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia. Hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo. En vez de esto, trabajemos duro.

Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora, que es la tragedia de no querer luchar por superarla.”

¿Quién es el loco?

También Albert Einstein dijo: “Comienza a manifestarse la madurez cuando sentimos que nuestra preocupación es mayor por los demás que por nosotros mismos”.

Otras de sus frases son:

  • Vivimos en el mundo cuando amamos. Solo una vida vivida para los demás merece la pena ser vivida.
  • El azar no existe; Dios no juega a los dados.
  • En los momentos de crisis, solo la imaginación es más importante que el conocimiento.
Albert Einstein dijo: “Hay dos maneras de vivir su vida: una como si nada es un milagro, la otra es como si todo es un milagro.”

Por último, Albert Einsteinse dijo a sí mismo: “Tengo una pregunta que a veces me tortura: estoy loco yo o los locos son los demás”.

 

pleca

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba