Finanzas

Afecta al peso la negativa de Rusia a extender recortes a la producción de petróleo

pleca

El peso cerró la sesión con una depreciación de 0.65% o 11.8 centavos, cotizando alrededor de 18.32 pesos por dólar, luego de tocar un máximo en la sesión de 18.4056 pesos por dólar. Inicialmente la depreciación del peso estuvo relacionada con una caída de los precios del petróleo, luego de que Rusia negó la posibilidad de extender los actuales recortes a la producción petrolera en conjunto con países miembros de la OPEP. El WTI cerró la sesión con una caída de 4.42%, cotizando alrededor de 44.99 dólares por barril. Es importante mencionar que las pérdidas del petróleo también estuvieron relacionadas a una corrección, luego de avanzar cerca de 10.7% en las nueve sesiones previas.

Durante la sesión, el peso también perdió terreno a la par de la mayoría de las divisas de economías emergentes, en particular el rand sudafricano que cerró con una caída de 1.43%. La menor demanda por divisas emergentes es otro factor que podría debilitar al peso en el corto plazo.

Por otro lado, hoy a las 13:00 horas la Reserva Federal publicó sus minutas de política monetaria correspondientes a la reunión de los días 13 y 14 de junio. A pesar de que las minutas señalan que los miembros del FOMC buscarán incrementar la tasa de interés de referencia de manera gradual, los comentarios en relación al proceso de reducción de la hoja de balance dejaron ver que existen dudas sobre el desempeño de la inflación y la actividad económica. Varios miembros señalaron que es preferible anunciar el comienzo de la reducción de la hoja de balance en un par de meses, permitiendo obtener información económica adicional y determinar si es adecuando adoptar una postura menos acomodaticia. Debido a lo anterior, el índice ponderado del dólar perdió cerca de 0.18% después de la publicación de las minutas.

Cabe agregar que en México se publicó información económica poco favorable, sin que esto afectara directamente la cotización del peso durante la sesión.

Por un lado, la serie desestacionalizada de la inversión fija bruta (IFB) mostró un retroceso de 1.34% durante abril, indicando que la debilidad de la inversión persistió al inicio del segundo trimestre del año. En promedio durante los primeros cuatro meses del año la IFB ha caído a una tasa mensual de 0.83%, en contraste con una expansión de 0.19% en 2016 y de 0.96% en 2015. La inversión en maquinaria y equipo registró una caída mensual de 0.23%. Por su parte, la inversión en construcción continúa mostrando una fuerte caída al retroceder a una tasa mensual de 1.59%, cayendo por seis meses de manera consecutiva. La inversión en construcción residencial retrocedió 2.69%, mientras la inversión en construcción no residencial cayó 0.69% durante abril, cuarto mes consecutivo a la baja.

Cabe señalar que el índice que mide la inversión en construcción no residencial se ubicó en 88.47 puntos durante abril, su menor nivel desde mayo de 2007, por debajo de los niveles observados durante la recesión. En general, el índice de inversión en construcción que también incluye la inversión residencial, se ubicó en 92.04 puntos, mínimo desde noviembre de 2010.

Es importante recordar que el debilitamiento de la actividad industrial durante abril a una tasa mensual negativa de 0.32% se debió principalmente a un retroceso de la minería a una tasa de 0.87% y de la construcción, que cayó a una tasa mensual de 1.68%. A pesar de que la manufactura creció a tasa positiva durante abril, la menor construcción representa un lastre y un riesgo para el crecimiento de las actividades secundarias y del PIB correspondiente al segundo trimestre.

En cuanto al índice de confianza del consumidor, mostró un retroceso mensual de 0.8% durante junio, siendo el primer retroceso mensual desde enero cuando cayó 17.7%. El retroceso de la confianza del consumidor durante junio se debió a una caída todos sus componentes. En comparación anual, la confianza del consumidor de junio muestra un retroceso de 6.8%, siendo ya 17 meses consecutivos que el índice de confianza del consumidor muestra caídas en comparación interanual. Es importante señalar que debido a los elevados niveles de inflación en México, de 6.3% durante la primera quincena de junio, es probable que la confianza del consumidor continúe deteriorándose, lo cual es el principal riesgo a la baja para el consumo y a su vez para el crecimiento económico.

Durante la sesión, el peso alcanzó un mínimo de 18.1617 y un máximo de 18.4056 pesos por dólar, el euro alcanzó un mínimo de 1.1313 y un máximo de 1.1369 dólares por euro. Mientras tanto, el euro-peso alcanzó un mínimo de 20.6284 y un máximo de 20.8551 pesos por euro en las cotizaciones interbancarias a la venta.

A las 3:09 p.m. las cotizaciones interbancarias a la venta se ubicaron en 18.3164 pesos por dólar, 1.2927 dólares por libra y en 1.1344 dólares por euro.

 

Gabriela Siller; PhD

Director de Análisis Económico-Financiero.

Banco BASE

Publicidad
Mostrar más

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: