Global

AfCFTA, RCEP y nearshoring cambian tendencias: UNCTAD

Los acuerdos comerciales como la RCEP y la AfCFTA, así como el reshoring y el nearshoring están cambiando las tendencias de producción, destacó la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD).

Por una parte, el Área de Libre Comercio Continental Africano (AfCFTA, por su sigla en inglés) entró en vigor en enero de 2021 y creará el área de libre comercio más grande del mundo medida por el número de países participantes.

Asimismo, el AfCFTA conecta a 1,300 millones de personas en 55 países con un Producto Interno Bruto (PIB) combinado de 3.4 billones de dólares.

El AfCFTA tiene el potencial de sacar a 95 millones de personas de la pobreza.

Por otro lado, la Asociación Regional Económica Integral (RCEP, por su sigla en inglés) debería impulsar aún más la actividad intrarregional en Asia, mientras que el reciente acuerdo político entre la Unión Europea y China sobre un acuerdo de inversión debería, una vez ratificado, reforzar los ya importantes flujos de inversión bidireccionales.

En noviembre de 2020, China y otros 15 países de la región de Asia y el Pacífico firmaron el mayor pacto de libre comercio, la RCEP, que se espera fortalezca la posición de China en asuntos relacionados con el proteccionismo comercial.

AfCFTA y RCEP

La importación y exportación de bienes de China puede seguir viéndose afectada por el proteccionismo comercial, específicamente la disputa comercial en curso entre Estados Unidos y China, que se ha caracterizado por la escalada de las barreras comerciales entre Estados Unidos y China, así como las relaciones comerciales entre otros países.

Estos riesgos pueden tener un impacto directo sobre la demanda en la industria del transporte de contenedores.

Si bien se llegó a un acuerdo entre China y Estados Unidos en enero de 2020 con el objetivo de aliviar la guerra comercial, no hay garantía de que no haya más escalada.

Según la UNCTAD, la pandemia de Covid-19 ha introducido una incertidumbre sustancial en las operaciones de muchas cadenas de valor globales, proporcionando incentivos para reducir la segmentación y acercar la producción a los consumidores.

“El desarrollo e implementación continuos de acuerdos comerciales regionales (por ejemplo, RCEP y AfCFTA) y las tensiones comerciales en curso entre las principales economías también podrían contribuir a cambios en los patrones de producción de las cadenas de valor mundiales”, dijo la UNCTAD en un reporte.

Además, la persistente escasez de contenedores y el aumento de las tarifas de flete podrían impulsar aún más las tendencias de reubicación y nearshoring.

 

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba