Logística

Aduanas de Brasil avanzan en Declaración Única de Importación (DUIMP)

El Gobierno de Brasil continúa avanzando en el proceso de operar en sus aduanas la Declaración Única de Importación (DUIMP).

En esencia, la DUIMP será el único documento que requieran las aduanas para realizar importaciones.

El DUIMP formará parte del Programa de Ventanilla Única de Comercio Exterior.

Desde 2014, el gobierno de Brasil ha trabajado en la agilización de los procedimientos y trámites de comercio exterior en el marco de la Ventanilla Única.

Este programa se centra en la mejora de las intervenciones y los flujos de información entre todos los colectivos interesados que participan en la importación, exportación y tránsito de mercancías.

A menos que gocen de una exención, las importaciones comerciales deben declararse en el Sistema Integrado de Comercio Exterior (SISCOMEX), que se ha rediseñando para convertirlo en un sistema consolidado de ventanilla única para el comercio de mercancías.

DUIMP

Adicionalmente, el Programa de Ventanilla Única de Comercio Exterior, incluirá un módulo de catálogo de productos de importación, en el que se describirán las características de los mismos, a través de hojas de datos, dibujos y catálogos, por ejemplo.

Desde la perspectiva del gobierno de Brasil, esto le permitirá revisar de mejor manera las correctas clasificaciones arancelarias durante el proceso de despacho de aduanas.

Economía Brasileña

En el escenario externo, los estímulos fiscales y monetarios en algunos países desarrollados promueven una robusta recuperación de la actividad económica.

Debido a la presencia de inactividad, la comunicación de los principales bancos centrales sugiere que los estímulos monetarios serán duraderos.

Sin embargo, la incertidumbre sigue siendo alta y una nueva ronda de cuestionamientos de los mercados sobre los riesgos inflacionarios en estas economías podría hacer que el entorno sea un desafío para los países emergentes.

En cuanto a la actividad económica brasileña, a pesar de la intensidad de la segunda ola de la pandemia, los indicadores recientes continúan mostrando una evolución más positiva de lo esperado, lo que implica revisiones relevantes en las proyecciones de crecimiento.

En general, los riesgos para la recuperación económica se han reducido significativamente.

A la vez, las distintas medidas de inflación subyacente se encuentran por encima del rango compatible con el logro de la meta de inflación.

Las expectativas de inflación para 2021, 2022 y 2023 calculadas por la encuesta Focus son de alrededor de 5.8, 3.8 y 3.25%, respectivamente.

 

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba