Jets Privados Jets Privados Toluca
Mercados

Abren cupos de carne de pollo y bovino de México a Japón

Japón comenzó el 30 de diciembre la apertura de cupos de importaciones de carne de pollo y de bovino originarias de México.

Para el mercado de Japón, a los exportadores mexicanos se les abrió un cupo de carne de res de 15,000 toneladas anuales, con reducción de aranceles, y otro de 9,000 toneladas de carne de pollo con desgravación en 6 años.

Estos cupos forman parte de las oportunidades que tendrán las empresas mexicanas para exportar a partir de la entrada en vigor del Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP, por su sigla en inglés).

En 2017, las exportaciones de carne congelada de bovino de México sumaron 139 millones de dólares. De ese total, 46.9% se dirigieron a Estados Unidos, 21.3% a Japón, 21.3% a Hong Kong y 6.2% a Corea del Sur.

Por detrás de China, Estados Unidos, Hong Kong y Corea del Sur, Japón fue el quinto importador de carne de bovino congelada en 2017, con 1,193 millones de dólares.

Actualmente, Japón prohíbe las importaciones de carne de bovino y aves de corral procedentes de diversos países para impedir la propagación de determinadas enfermedades animales, incluidas la EEB y la gripe aviar.

En particular, Japón ha permitido las importaciones de carne de bovino procedentes del Brasil, el Canadá, Dinamarca, los Estados Unidos, Francia, Irlanda, Italia, Liechtenstein, Noruega, los Países Bajos, Polonia, Suecia y Suiza en determinadas condiciones, previo examen científico de la Comisión de Inocuidad de los Alimentos.

Comercio administrado

Japón aplica precios administrados a la carne de porcino, la carne de bovino y los terneros. En el caso de los terneros, la Corporación de los Sectores Agrícola y Ganadero (ALIC) aplica un sistema de primas de complemento que consiste en pagar a los productores la diferencia entre el precio garantizado y el precio medio real.

Cuando los precios caen por debajo de los precios de racionalización indicativos, se abona la diferencia entre estos y el precio local mediante contribuciones de la ALIC, los Gobiernos de las prefecturas y los productores. Si los precios a los productores de carne de bovino caen por debajo del precio normal de estabilización, la ALIC u otras organizaciones relacionadas con la carne de bovino pueden comprar o almacenar carne de bovino, que podrán poner en circulación cuando los precios vuelvan a rebasar el precio superior de estabilización. Se utiliza un sistema similar para la carne de porcino.

 

pleca

expo CARGA
Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: