Emprendedores
Trend

6 consejos para emprender online y no fallar en el intento

Emprender es todo un reto, hay personas que lo hacen por necesidad y hay quienes lo hacen para sentirse a gusto consigo mismas. Tomar este camino no es fácil, se requiere tener una mentalidad fuerte, dispuesta a trabajar duro y a ir más allá de las capacidades personales que se tienen antes de comenzar.

Resiliencia, innovación, mente abierta, dinamismo y autoconfianza son algunas claves que necesita el emprendedor moderno, teniendo claridad de la necesidad de tener metas y objetivos que vayan más allá de un fin económico, bien sea por crecimiento personal, aportar un cambio a la sociedad, impartir y hacer público el conocimiento de un área específica del saber, o cualquiera que sea la razón. Todas pueden ser consideradas como el motor del emprendimiento en momentos de crisis.

Ahora, entendiendo que vivimos en una época en la que cada día estamos en contacto con la experiencia que nos brinda internet ya sea en redes sociales, motores de busqueda, páginas web, correos electrónicos, etc, no aprovechar todas las bondades y herramientas que nos brinda la web 4.0 sería desacertado.

Emprender digitalmente es una opción más que viable. De acuerdo con los datos evidenciado en el informe “tendencias digital 2021” de Hootsuite, en el mundo hay más de 4 billones y medio de personas utilizando internet, lo que significa que el 59.6% de la población mundial (7.83 billones) son usuarios activos y consumen todos los formatos posibles de la web. ¿Te imaginas todas las posibilidades que tienes si montas una tienda online, una agencia digital, una fundación o lo que desees y los clientes potenciales que puedes alcanzar?

Desafortunadamente el emprendimiento también puede llevar al fracaso en sus inicios. Así que a continuación encontrarás 6 consejos para emprender online y no fallar en el intento.

  1. Establece tus objetivos desde el principio

 La definición de objetivos no solo te permitirá enfocar las acciones y esfuerzos que vayas a realizar para su logro, sino que estos marcarán el rumbo a seguir y funcionan como un aliciente para ti y para los que estén relacionados en tu emprendimiento.

Tienes que tener en cuenta que los objetivos deben estar muy bien definidos y tener algunas características que permitan su medición, que sean realistas con tus circunstancias, que te generen retos y desafíos, delimitados en el tiempo, y lo más específicos posibles.

  1. Elige el tipo de emprendimiento que vas a crear

Este es uno de los pasos más sencillos pero importantes del proceso de emprender. Al momento de aterrizar los objetivos del emprendimiento, se tiene una idea general del tipo de emprendimiento que vas a desarrollar.

Algunos ejemplos de tipo de emprendimiento pueden ser:

  • Tienda online: puedes ofrecer un producto que sea innovador, que sea tendencia o bien, un producto que ya exista en el mercado.
  • Agencia o consultoría digital: si eres profesional en un campo o tienes los conocimientos que otras personas buscan y necesitan, puedes montar una agencia y ofrecer tus servicios.
  • Organización social: si tu intención es generar un impacto en el mundo, este emprendimiento es para ti. Habitualmente no tienen ningún fin de lucro y está relacionada a las necesidades de la sociedad (educación, salud, medio ambiente…).

Sea cual sea tu emprendimiento, es necesario que tengas una página web desde dónde dirijas tus esfuerzos. Una opción para crearla es Zyro, un creador de páginas web que ofrece herramientas fáciles de usar, con un tablero de comandos intuitivos para el desarrollo de una página sin tener ningún conocimiento técnico y con plantillas catalogadas para elegir según las necesidades de cada persona.

  1. Crea un plan de acción

 Para cumplir con los objetivos que se establecieron anteriormente, es necesario crear un plan de acción.

Un plan de acción es una hoja de ruta que vas a seguir con ciertas acciones o caminos con el fin de lograr los objetivos. Es aquí donde determinas actividades específicas a realizar, estableces fechas y precisas los elementos o herramientas que vas a necesitar.

Además, el plan te ayudará a fijar los indicadores de avance que tendrás para darte cuenta si los objetivos están cerca de cumplirse o no.

  1. Utiliza tus gustos a favor

 Tu emprendimiento debe ir directamente relacionado a lo que te gusta hacer en la vida, no solo debe estar enfocado en lo que eres bueno, lo ideal es encontrar el punto medio.

Una de las ventajas de crear tu emprendimiento desde cero es que como director o creador del mismo, tienes total autonomía para determinar que haces y que no, cómo enfocas tus gustos y utilizas tus conocimientos a favor.

Emprender demanda una serie de sacrificios y de trabajo duro durante largas jornadas, pero cuando haces lo que te apasiona, los sacrificios pasan a segundo plano y disfrutas lo que realizas.

  1. Debes estar dispuesto a aprender todo el tiempo

 Una de las principales características del emprendedor moderno es que siempre debe estar dispuesto a aprender.

Mejorar tus habilidades, profundizar los conocimientos que ya tienes, adquirir nuevas aptitudes, son algunas de las actividades que debes realizar constantemente, no solo para el beneficio de tu emprendimiento, sino para tu propio desarrollo personal.

Tienes que ser consciente que también deberás sumergirte en campos del conocimiento que probablemente no te generen ningún gusto pero que están directamente relacionados con tu emprendimiento.

  1. Establece relaciones de valor

 Seguro has escuchado antes el término networking o en español: red de contactos. Todo gran empresario o emprendedor tiene una buena red de networking y es consciente de la necesidad de tener excelentes relaciones públicas para el crecimiento de sus empresas.

 El networking puede acercar a tu emprendimiento un inversor, un cliente, un colaborador o alguien que te puede ser útil a futuro.

Es acá donde asistir a eventos del nicho de mercado de tu emprendimiento toma mucha relevancia, así como tener una buena presencia en internet con tus activos digitales (página web, perfiles sociales como Facebook, Twitter o LinkedIn).

Considera realizar networking de manera virtual, así como de manera presencial, cada una puede traerte diferentes beneficios.

 

Publicidad
Source
Antonio García Flórez
Mostrar más
Botón volver arriba