Mercados

Un total de 500 millones de puestos de trabajo están en peligro: OIT

La crisis ha puesto en peligro más de 500 millones de puestos de trabajo en todo el mundo, principalmente en el mundo en desarrollo, de acuerdo con datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), referidos en un reporte de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD).

Aunque muchos puestos de trabajo volverán con el fin de los cierres de lugares de trabajo, algunos se perderán de forma permanente.

Al menos 100 millones de puestos de trabajo habrán desaparecido por completo para fin de año, destaca el Reporte sobre Comercio y Desarrollo 2020 de la UNCTAD, difundido este martes.

Además, entre 90 millones y 120 millones de personas se verán empujadas a la pobreza extrema en el mundo en desarrollo, con el hambre y la desnutrición que seguramente seguirán, mientras que las brechas de ingresos se ampliarán en todas partes.

“Estos desarrollos apuntan hacia un repunte masivo de enfermedades y muertes”, dijo la UNCTAD.

Puestos de trabajo

“La esperanza de una recuperación económica rápida a través de un avance científico, en forma de una vacuna eficaz y ampliamente disponible, no puede cegarnos a otros peligros provocados por el hombre en el futuro”, añadió.

Si los gobiernos optan por un ajuste fiscal prematuro en un intento por reducir la deuda pública y las empresas adoptan una estrategia agresiva de reducción de costos en un intento por impulsar las exportaciones, la recuperación probablemente fracasará, con una recesión de doble caída como una posibilidad real en muchos países en 2022.

“La amenaza es de especial preocupación para los países en desarrollo donde una combinación de condiciones de trabajo precarias, altos niveles de sobreendeudamiento y un margen fiscal y político insuficiente limitan sus opciones para responder a choques de cualquier tipo, y mucho menos a uno tan grave como Covid-19”, dijo.

Ahora, otra crisis, en la forma de un patógeno microscópico que se abrió camino alrededor del mundo desde un mercado de alimentos en el centro de China, está poniendo de relieve las deficiencias de la economía global y su administración.

En marzo de este año, con el contagio de Covid-19 convirtiéndose en una pandemia en toda regla y el número de muertos en aumento, los gobiernos de todo el mundo optaron por un coma económico inducido por políticas, deteniendo las interacciones humanas que definen gran parte de la vida comercial, para prevenir nuevas infecciones y aliviar los sistemas de salud sobrecargados.

Este Gran Cierre, como lo llama el FMI, ha llevado a la economía mundial a una recesión en 2020 en una escala que no se había visto desde la década de 1930, con la consecuente pérdida de puestos de trabajo.

 

Publicidad
Tags

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
error: Content is protected !!
Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: