Home 15 Mercados 15 INDÍGENAS ABARCAN 15% DE LA POBLACIÓN EXTREMADAMENTE POBRE DEL MUNDO

INDÍGENAS ABARCAN 15% DE LA POBLACIÓN EXTREMADAMENTE POBRE DEL MUNDO

pleca

Los indígenas abarcan al menos 15% de la población extremadamente pobre en el mundo, de acuerdo con un reporte publicado este lunes por el Foro Económico Mundial (WEF, por su sigla en inglés).

Gráfico: WEF. Sólo 8 % de la población indígena del mundo vive en América Latina, una cifra mucho menor de lo que supone la mayoría de las personas.

Gráfico: WEF. Sólo 8 % de la población indígena del mundo vive en América Latina, una cifra mucho menor de lo que supone la mayoría de las personas.

El reporte, escrito por Ariel Gandolfo y Gillette Hall, refiere que en todo el mundo existen actualmente unos 370 millones de indígenas que representan alrededor de 5 % de la población mundial y viven en más de 90 países.

Los indígenas, quienes conforman asimismo un tercio de los pobres rurales del mundo, habitan, poseen y ocupan aproximadamente la cuarta parte de las tierras y las aguas a nivel global, que representan, a su vez, 80 % de la biodiversidad del planeta.

Sin embargo, las investigaciones muestran que los indígenas no solo viven en zonas rurales; también se establecen en zonas urbanas. Según el informe Latinoamérica Indígena en el Siglo XXI: Primera década, publicado recientemente por el Banco Mundial, casi la mitad de la población indígena de América Latina vive actualmente en zonas urbanas.

Dondequiera que habiten, los pueblos indígenas enfrentan presiones específicas, como el hecho de pertenecer a los sectores más pobres y más marginalizados de sus sociedades.

Los autores se plantean estas preguntas: ¿Dónde están esos 370 millones de personas, quiénes son y por qué constituyen un porcentaje tan considerable de la población pobre?

Sus datos y conclusiones muestran que sólo 8 % de la población indígena del mundo vive en América Latina, una cifra mucho menor de lo que supone la mayoría de las personas.

Por otro lado, más de 75 % de los indígenas habita en China, Asia meridional y Asia sudoriental, según el primer estudio mundial sobre la pobreza entre los pueblos indígenas en el mundo en desarrollo, titulado Indigenous Peoples, Poverty, and Development (Pueblos indígenas, pobreza y desarrollo).

En el informe se compilan datos de encuestas nacionales de 10 países de América Latina, Asia y África, lo que permite determinar las tasas de pobreza, y sus tendencias, de alrededor del 80 % de la población indígena de todo el mundo.

Los autores utilizan un universo amplio, al incluir a todas aquellas personas que, en la medida que lo permiten los datos disponibles, cumplen con cualquier definición de la condición de indígena establecida por un Gobierno, una institución o una organización autoidentificada como indígena.

En las investigaciones se comprobó que en cada país estudiado, los pueblos indígenas son más pobres. El índice de recuento de la pobreza entre la población indígena (el porcentaje de la población que vive por debajo de la línea de pobreza) es mucho mayor que el de la población no indígena, y la brecha de pobreza (la distancia con respecto a la línea de pobreza) es mucho mayor que el promedio nacional.

Esto significa que no solo hay más indígenas que no indígenas clasificados como pobres, sino que su nivel de pobreza es más severo. Ello se manifiesta de diversas maneras, como inseguridad de los derechos a la tierra y a la propiedad, discriminación, mayor vulnerabilidad al riesgo y al cambio climático, y una amplia gama de disparidades en materia de salud, educación y otros aspectos socioeconómicos conexos.

Al construir líneas de tendencia de las tasas de pobreza y retroceder lo más posible en el tiempo, en algunos casos, más de 20 años, quedó de manifiesto que, en casi todos los casos, las tasas de pobreza de las poblaciones indígenas disminuían más lentamente que las correspondientes a las poblaciones no indígenas, lo que significaba que la desigualdad entre ambos grupos iba en aumento.

Esta tendencia se mantiene, ya que en informes recientes de América Latina se muestra que la brecha entre las tasas de pobreza de la población indígena y la población no indígena no se está acortando, y que en algunos casos va en aumento. China aparece como una excepción a esta tendencia mundial, pero los datos correspondientes a ese país abarcan un período mucho más corto que los datos disponibles sobre otros países, por lo que ese resultado no es tan contundente.

Los autores concluyen con una última pregunta: ¿Qué se puede hacer?

Probablemente sean muchísimos los factores que inciden en la persistencia de la brecha de pobreza indígena exclusión geográfica y política, opresión histórica, escasez de infraestructura y de bienes de capital físico, mayor exposición al riesgo, entre otros; pero hay nuevos datos que muestran que la clave fundamental para que los pueblos indígenas puedan salir de la trampa de la pobreza es invertir en el desarrollo en la primera infancia y reducir la discriminación.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto:

Subscripción_Opportimes

Te invitamos a subscribir para recibir mas informacion relasionada

Subscribe!