Medio ambiente: ultima prioridad en México.

Hoy desperté con la noticia sobre el pronóstico donde México sufrirá una de las 3 caídas más agudas del mundo (de acuerdo con la calificadora Fitch), esta es una pésima noticia que llega en un momento de incertidumbre, el mismo día que Arturo Herrera, Secretario de Hacienda, entrega el paquete económico para el 2021, donde el 21.9% del presupuesto será dirigido al sector energético, 544,598 millones de pesos se destinan para “fortalecer” a Petróleos Mexicanos donde se incluye el proyecto de la refinería en Dos Bocas. El presupuesto para los demás proyectos será otorgado de la siguiente manera:

De acuerdo con el presidente, los “ahorros por el fin de la corrupción” serán la fuente para financiar estos proyectos, una cantidad que por supuesto no se alcanzará de dicho concepto.

PEMEX se encuentra también en su peor momento, teniendo una deuda insostenible de $104,000 millones de dólares. Petróleos Mexicanos es el Argentina de las empresas productivas de México.

 Ahora bien, no estoy en contra de proyectos que busquen el crecimiento económico del país, pero en el caso del Tren Maya, no cumple con las medidas que se deben de tomar para el cuidado del medio ambiente, empezando por el combustible que será de origen fósil.

Hablando del medio ambiente, recientemente se anunció la renuncia de Víctor Manuel Toledo Manzur quien fungió como secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, esto después de que se filtrara un audio donde criticaba a la «cuarta transformación». Víctor deja como última acción su lucha contra el glifosato y otros 80 plaguicida, los cuales anunció el presidente que su prohibición será próximamente anunciada.

Me hubiera gustado que Víctor luchara contra “Sembrando Vida”, pues es un proyecto con una clara falta de planeación que promueve la deforestación, multiplica los impactos de la agricultura de subsistencia, de la expansión de la agricultura comercial (soya, palma africana), de los precios de garantía, y de subsidios ganaderos.

Este “segundo” informe (una mañanera más rápida), no nos deja nada nuevo, ni se nos presenta una rendición de cuentas, es un monólogo diciendo solo lo de siempre, “vamos por el mejor camino y acabaremos con la corrupción”. El medio ambiente en México necesita mucha más atención de la que se le está brindando, el problema es que en este sexenio no se verán las consecuencias.

Salir de la versión móvil