Jets Privados Jets Privados Toluca
América del NorteComercio

Jerry Dias, el personaje enigmático en las negociaciones del TLCAN

pleca

Nadie como Jerry Dias, el presidente de Unifor, el mayor sindicato de Canadá, ha estado tan activo en los entornos de las rondas de negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Él es el único sindicalista que ha dado entrevistas exclusivas y grupales en cada una de las tres rondas de negociaciones que se han celebrado en Estados Unidos, México y Canadá.

En realidad no hace falta buscarlo. Él llega directamente a donde están los reporteros. Espera parado y, en un instante, ya están ellos haciéndole preguntas y disparando o gravando las cámaras.

Sus posicionamientos se reducen a dos: elevar (nunca precisa cómo) los salarios de los trabajadores mexicanos, a quienes acusa de hacer dumping laboral en el TLCAN, y subir el valor añadido en las reglas de origen que regulan el comercio automotriz de Norteamérica.

Hasta ahora, Dias ha tenido éxito, beneficiado por la circunstancia de que los funcionarios de las tres naciones no hacen declaraciones en los cinco días de cada una las rondas. Aunque también, su discurso comienza a ser reiterativo, por lo que sus declaraciones son cada vez menos destacadas.

Lo cierto es que no pocos ven en el comportamiento de Dias un cierto misterio. Fuentes consultadas, revelaron que Dias está metiendo ruido en las mesas de negociación. En el fondo, permanece la duda sobre si él tiene el respaldo del gobierno de Canadá y/o de Estados Unidos.

Además de sus contactos inusuales, por cuanto son reiterativos, Dias se entrevistó el 25 de agosto con la ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, en Toronto, para discutir la ronda de conversaciones del TLCAN que tendría lugar del 1 al 5 de septiembre en la Ciudad de México.

Como otra estrategia, Dias está al frente de trabajadores de una planta armadora de General Motors en Ontario que iniciaron una huelga la tarde del domingo debido a que, según este dirigente sindical, hay un punto muerto en las negociaciones para evitar que los empleos en Canadá se muden a México.

Se trata de la primera huelga en una planta armadora canadiense en 21 años y en ella participan unos 2,750 empleados sindicalizados en la fábrica, en Ingersoll, Ontario.

Los trabajadores no han llegado a acuerdos en las negociaciones para lograr que Ingersoll sea designada como la principal ciudad armadora de la Equinox. En julio, la producción de la GMC Terrain, un vehículo similar, fue llevada de Ingersoll a México, lo que causó la pérdida de 600 empleos en la fábrica canadiense. La Equinox también se hace en México.

“Estos trabajadores están luchando por buenos trabajos. No solo para ellos, sino para la comunidad entera”, dijo Dias.

Tags

Related Articles

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
Close
Close
A %d blogueros les gusta esto: