Finanzas

SE INCREMENTAN LOS RIESGOS INTERNOS EN MÉXICO

pleca

El peso inicia la sesión con una apreciación moderada de 0.18 o 3.4 centavos, cotizando alrededor de 18.53 pesos por dólar, luego de haber alcanzado un  máximo de 18.6357 pesos por dólar durante las primeras horas de la jornada.

Foto: Pemex. En el corto plazo, se anticipa que los riesgos internos eleven la relevancia de los indicadores económicos de México como determinantes de la paridad peso-dólar.
Foto: Pemex. En el corto plazo, se anticipa que los riesgos internos eleven la relevancia de los indicadores económicos de México como determinantes de la paridad peso-dólar.

El día de ayer, el tipo de cambio subió de forma acelerada ante la publicación de las ventas de casas nuevas en Estados Unidos, las cuales en julio avanzaron a una tasa mensual de 12.4%, incrementando la especulación relacionada a un incremento este mismo año de la tasa de referencia de la Reserva Federal.

No obstante, el principal determinante de la depreciación del peso fue la revisión a la baja de la perspectiva para la deuda soberana de México por la agencia calificadora Standard & Poor’s.

La perspectiva fue revisada de estable a negativa. Aunque las calificaciones de la deuda soberana en divisa extranjera y nacional fueron reafirmadas, la calificadora explicó que el cambio de perspectiva refleja una probabilidad de uno en tres de recortar la calificación crediticia en los próximos 24 meses, en caso de que la deuda o los intereses (servicio de la deuda) se incrementen más de lo previsto.

En balance, el riesgo de que el servicio de la deuda crezca debido al déficit fiscal, la posibilidad de incrementos en tasas y la depreciación del peso, ponen en riesgo la calificación crediticia de México.

También ayer, la calificadora Moody’s revisó de estable a negativa la perspectiva sobre la solvencia del sistema bancario, argumentando que los bajos precios del petróleo, los incrementos a las tasas de interés, la depreciación de la moneda nacional y un menor crecimiento en Estados Unidos, afectan las expectativas de crecimiento internas y deterioran el balance de riesgos y oportunidades para el sistema financiero.

Moody’s agregó que un riesgo clave proviene del sector petrolero ya que Pemex es uno de los principales deudores corporativos y enfrenta un escenario de baja liquidez y alto apalancamiento.

En el corto plazo, se anticipa que los riesgos internos eleven la relevancia de los indicadores económicos de México como determinantes de la paridad peso-dólar. Esta semana se destacan las minutas de Banco de México y la balanza de pagos del segundo trimestre, datos que se darán a conocer este jueves 25 a las 9:00 horas.

Durante la sesión, se espera que el peso cotice entre 18.45 y 18.65 pesos por dólar. Hoy los inversionistas están a la espera de las estadísticas semanales de producción e inventarios de petróleo publicados por la EIA a las 9:30 horas.

En México se dio a conocer la inflación de la primera quincena de agosto, la cual se ubicó en una tasa anual de 2.80% y una tasa quincenal de 0.31%. En la apertura, la libra cotiza alrededor de 1.3245 dólares por libra, apreciándose 0.36% mientras que el euro se deprecia 0.36% cotizando cerca de 1.1264 dólares por euro en sus cotizaciones interbancarias a la venta. El dólar canadiense cotiza alrededor de 1.2940 dólares canadienses por dólar.

Mercado de Dinero

En el mercado de dinero, la tasa de rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años inicia la sesión sin cambios, colocándose en 1.55%, lo cual refleja la espera los inversionistas para especular en base al futuro de la política monetaria de la Fed.

En México, la tasa de rendimiento de los bonos M a 10 años inicia la jornada con un incremento de 4 puntos base, ubicándose en 5.92%, lo cual es reflejo de una menor preferencia por activos en pesos después de las revisiones a la baja de las perspectivas para la deuda soberana de México y para la solvencia del sistema bancario.

Mercado de Derivados                                                                                                      

Para cubrirse de una depreciación del peso más allá de 19.00 pesos por dólar, una opción de compra (call), con una fecha de ejercicio dentro de 1 mes tiene una prima del 1.26% y representa el derecho más no la obligación a comprar dólares en el nivel antes mencionado.

Por otro lado, el forward interbancario a la venta se encuentra en 18.5834 a 1 mes, 18.8711 a 6 meses y 19.2227 pesos por dólar a un año.

Gabriela Siller; PhD

Director de Análisis Económico-Financiero.

Banco BASE

 

Tags
Show More

Related Articles

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
Close
Close
A %d blogueros les gusta esto: