Home 15 Emprendedores 15 ¿Cómo le hizo Bimbo para tener autos eléctricos?
Foto: Grupo Bimbo.

¿Cómo le hizo Bimbo para tener autos eléctricos?

 

pleca

A principios de la presente década, Grupo Bimbo, la mayor panificadora del mundo, recibió la negativa de las armadoras que producen vehículos automotores en México para que le fabricaran pequeños camiones eléctricos con los que repartiera sus productos en el país.

Foto: Grupo Bimbo. La empresas proyecta contar con 2,000 vehículos eléctricos.

Foto: Grupo Bimbo. La empresas proyecta contar con 2,000 vehículos eléctricos.

“Estábamos buscando camioncitos eléctricos que pudieran cargar los productos, sobre todo para la Ciudad de México, dado que es muy importante colaborar en no contaminar, y no encontramos una armadora que nos diera ese servicio”, recordó Alejandro Pintado, presidente de Canada Bread Company Limited, filial de Grupo Bimbo, en una convención con empresarios de la Cámara de Comercio de Canadá (Cancham) en el Distrito Federal.

“Pero unos muchachos de ingeniería nos dijeron: danos algo de dinero y vamos a intentar hacerlo. Se les dieron nueve meses y 500,000 dólares y construyeron, a partir de un motor de combustión interna de Nissan, un auto eléctrico”, agregó.

Así, el primer desarrollo en México de un motor con capacidad de cargar media tonelada fue diseñado por siete ingenieros en electrónica y robótica, todos menores de 28 años.

“Son vehículos con una autonomía de 60 kilómetros, pero en estas ciudades es posible hacerlo (el reparto), y estos camioncitos eléctricos se mueven con la energía del viento que sacamos de nuestro parque eólico, con lo cual podemos decir que a esos camiones los mueve el viento”, destacó Pintado.

Fue de ese modo que en 2013, Bimbo inauguró su primer Centro de Ventas Ecológico en la Ciudad de México, donde puso en operación 73 camionetas con motor eléctrico, que comenzaron a repartir sus productos en el Centro Histórico, con rutas de no más de 40 kilómetros.

Para este proyecto, Grupo Bimbo creo una subsidiaria, Molex. Los vehículos son alimentados con energía que proviene del Parque Eólico Piedra Larga, en Oaxaca, el cual arrancó operaciones en el 2012 y genera además la energía que requieren casi para todas sus plantas en México.

El parque requirió una inversión de 200 millones de dólares y estuvo a cargo de Desarrollos Eólicos Mexicanos (Demex), filial de la empresa española Renovalia.

Según Grupo Bimbo, el parque eólico Piedra Larga es el más grande del mundo construido para dar servicio a una empresa que forma parte de la industria de los alimentos.

La capacidad de generación de la planta de Piedra Larga es de 90 megawatts y generó 800 empleos directos en Unión Hidalgo, Oaxaca.

De acuerdo con la agencia Notimex, Grupo Bimbo anunció a principios de año inversiones por 700 millones de pesos en la producción de 2,000 vehículos eléctricos de reparto que introducirá en el país como parte de su programa de desarrollo sustentable.

El director general de la firma en el país, Miguel Ángel Espinoza Ramírez, adelantó que para 2017, mediante su empresa Moldex, instalada en Lerma, en el Estado de México, fabricará 2,000 unidades con un valor de 350,000 pesos cada una.

Deja un comentario y te invitamos a visitar nuestras redes sociales

Translate »
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: