Finanzas

El peso se deprecia con mayor aversión al riesgo

El peso cerró la sesión con una depreciación de 1.34% o 25.5 centavos, cotizando alrededor de 19.36 pesos por dólar. La depreciación del peso se debió a un regreso de la aversión al riesgo, lo que generó pérdidas principalmente para las divisas de economías emergentes. La mayor aversión al riesgo se debió a los siguientes factores:

Primer factor

La lira turca mostró una fuerte depreciación durante las primeras horas del día, ante los esfuerzos del gobierno de Turquía por evitar que los participantes del mercado especulen en contra de la divisa, ya que el 31 de marzo se llevarán a cabo elecciones locales, en las que el presidente Erdogan busca consolidar su posición. Cabe recordar que en agosto de 2018 se observó una fuerte depreciación de la lira ante una crisis de confianza, lo que generó presiones en contra de las divisas de economías emergentes, incluido el peso mexicano.

Segundo factor

El rand sudafricano perdió 1.27%, ante la posibilidad de que la agencia calificadora Moody’s retire el grado de inversión a Sudáfrica antes de que concluya la semana. Al cierre de 2018 el déficit presupuestario de Sudáfrica se ubicó cerca de 4% del PIB, manteniéndose en niveles elevados desde 2009, lo que ha hecho que la deuda pública como proporción del PIB suba de 29% a más de 53% en 2018. Asimismo, se espera que la economía crezca a un ritmo desacelerado cercano a 1.5% en 2019, dificultando la capacidad del gobierno para generar ingresos.

Tercer factor

El real brasileño mostró una depreciación de 3.13%, al desaparecer la confianza en la capacidad del gobierno de Bolsonaro por impulsar una reforma de pensiones que es clave para la estabilidad de las finanzas públicas a largo plazo. Gran parte del nerviosismo se deriva de la noticia que el Ministro de Economía, Paulo Guedes, podría renunciar si no tiene suficiente respaldo del Presidente para enfrentar al Congreso en el proceso de la reforma de pensiones. Cabe recordar que gran parte de la confianza en el gobierno de Bolsonaro se ha cimentado en Paulo Guedes, economista de la Universidad de Chicago y quien se piensa podría impulsar políticas económicas ortodoxas, por lo que su potencial salida pone en riesgo el plan económico del gobierno actual.

Cuarto factor

Se reavivaron las preocupaciones sobre el crecimiento económico global, luego de que el Presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, reiteró que es necesario mantener una postura monetaria acomodaticia. Por su parte, el Presidente del Banco Central de Nueva Zelanda indicó que el siguiente movimiento de la tasa de interés podría ser un recorte. Cabe recordar que apenas la semana pasada la Fed indicó que podrían mantener la tasa de interés sin cambio y los participantes del mercado han comenzado a especular que existe una alta probabilidad de un recorte a la tasa de interés hacia el cierre del año.

Es importante señalar que el peso mexicano es la moneda más líquida de toda Latinoamérica, por lo que es empleado para especular sobre otras divisas de economías emergentes. Lo anterior explica que el peso muestre pérdidas, aunque los eventos negativos en Turquía, Sudáfrica y Brasil no tengan un efecto directo sobre la economía real de México.

Ventas externas

Cabe agregar que en la sesión se publicaron indicadores del sector externo poco favorables para México. Las exportaciones totales crecieron a una tasa anual de 3.4% en febrero, su menor ritmo desde noviembre de 2018, ante un crecimiento desacelerado de las exportaciones no petroleras, a una tasa anual de 3.7%. El crecimiento desacelerado de las exportaciones no petroleras se debió principalmente a un menor crecimiento de las exportaciones manufactureras, a tasa anual de 3.9%, pues las exportaciones automotrices crecieron a una tasa anual de 1.35%, su menor ritmo desde octubre de 2016.

Durante la sesión también se dio a conocer una entrevista del Secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, quien dijo que los ingresos del Gobierno Federal crecieron a tasa anual de 2.6% en el primer bimestre de 2019. Sostuvo que no se recortará el gasto público, sino que se realizarán ajustes al interior tras una evaluación del ejercicio del primer trimestre. Finalmente, el secretario continúa confiando en que la economía mexicana crezca a tasa anual de 2% en 2019. Sus comentarios no tuvieron un efecto observable sobre el tipo de cambio.

En la sesión, el tipo de cambio alcanzó un mínimo de 19.1007 y un máximo de 19.3776 pesos por dólar, mientras que el euro-peso alcanzó un mínimo de 21.5187 y un máximo de 21.8088 pesos por euro en las cotizaciones interbancarias a la venta. Por su parte, el euro tocó un mínimo de 1.1242 y un máximo de 1.1286 dólares por euro.

 

Gabriela Siller; PhD

Director de Análisis Económico-Financiero.

Banco BASE

 

pleca

Publicidad
Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba