Mercados

China no cobró aranceles a 93% de las importaciones desde Australia

China no cobró aranceles a 93% de las importaciones originarias de Australia en 2019, en virtud del Acuerdo de Libre Comercio entre ambas naciones (ChAFTA).

En el momento de la entrada en vigor del ChAFTA, más del 85% de las exportaciones de mercancías de Australia destinadas a China (en términos de valor) gozaron de una entrada libre de derechos en China.

Asimismo, el Acuerdo prevé que ese porcentaje aumente hasta alcanzar el 93% en 2019 y el 97.9% una vez que se aplique plenamente el mismo documento.

Todos los aranceles de importación impuestos por Australia sobre los productos chinos fueron eliminados progresivamente.

Importaciones y riesgos

El ChAFTA entró en vigor en diciembre de 2015. De acuerdo con la Organización Mundial de Comercio (OMC), cubre una gama de intereses clave de la actividad empresarial australiana en el mercado chino.

Por ejemplo, en relación con los productos agropecuarios (productos lácteos, carne de bovino, vino y lana), los recursos naturales, la energía y los productos manufacturados (mineral de hierro, oro, aceites de petróleo crudos y gas natural licuado, carbón de coque, carbón térmico, cobre refinado y aleaciones, óxido de aluminio, zinc en bruto, aluminio en bruto, níquel en bruto y dióxido  de titanio, productos farmacéuticos, piezas y motores de automóviles, productos plásticos y ópalos y otras piedras preciosas) y los servicios (jurídicos, educativos, financieros, turísticos, de telecomunicaciones, de salud y de atención a la tercera edad).

Casi todas las mercancías australianas disfrutarán de la entrada libre de derechos en China una vez que se aplique plenamente el ChAFTA.

Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), “los riesgos de deterioro de la situación por lo que respecta al crecimiento económico han aumentado, habida cuenta del panorama global de riesgo, que es menos favorable, la contracción del mercado de la vivienda y la incertidumbre en torno a la demanda interna”.

Australia depende de las exportaciones (tanto de mercancías como de servicios) a China, lo que la deja expuesta a los riesgos relacionados con las tensiones comerciales actuales entre los Estados Unidos y ese país.

Además, también es probable que la economía australiana se vea afectada por el proceso de reestructuración económica en curso en China. La dependencia de Australia respecto de las exportaciones de recursos naturales la deja asimismo sumamente expuesta a las variaciones de los precios mundiales de las materias primas.

 

pleca

Publicidad
Tags

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
error: Content is protected !!
Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: