América del NorteComercio

Estados Unidos pide aumentar a 85% la regla de origen en autopartes en el TLCAN

pleca

Estados Unidos pidió incrementar la regla de origen en autopartes a un rango de entre 72.5 y 85%, desde un intervalo presente de entre 50 y 62.5%, en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Tal posicionamiento fue destacado en un reporte elaborado por John Holmes y Brendan Sweeney, del Centro de Investigación de Política Automotriz (APRC, por su sigla en inglés), y financiado por el gobierno de Canadá.

En forma desagregada, el gobierno de Donald Trump propuso subir el valor de contenido regional de la actual tasa de 62.5% a una de 85% para los automóviles, motores y transmisiones.

Como parte igualmente de las reglas de origen, también dijo que quiere aumentar la tasa vigente de 60% hasta una de 85% a las autopartes que se encuentran mencionadas en la actual lista de rastreo, la cual contiene 29 categorías de partes, de las cuales se debe rastrear el valor no originario a través de todas las etapas de ensamblaje.

Finalmente, el gobierno de la Casa Blanca pretende escalar de 50 a 72.5% el contenido mínimo regional requerido para otras autopartes.

De acuerdo con Holmes y Sweeney, modificaciones significativas a las reglas automotrices del TLCAN podrían interrumpir las cadenas de suministro, cambiar la estructura de la industria automotriz, aumentar los precios de los vehículos y/o reducir la competitividad de los vehículos fabricados en América del Norte.

Como una regla especial, no establecida en ningún otro tratado de libre comercio, Estados Unidos ha demandado que exista una norma de origen nacional, en la cual se establezca que los automóviles deben contar con un contenido estadounidense de 50 por ciento.

Las reglas de origen son los criterios necesarios para determinar la procedencia de un producto. Su importancia se explica porque los derechos y las restricciones aplicados a la importación pueden cambiar según el origen de los productos importados.

Las prácticas de los gobiernos en materia de normas de origen varían en forma considerable. Si bien se reconoce universalmente el criterio de la transformación sustancial, algunos gobiernos aplican el criterio de la clasificación arancelaria; otros, el criterio del porcentaje ad valorem, y otros más, el criterio de la operación de fabricación o elaboración.

El gobierno estadounidense ha indicado que buscará reglas de origen más estrictas en la renegociación del TLCAN. En los objetivos de negociación de este acuerdo comercial establecidos por la Representación Comercial de la Casa Blanca, la Administración del presidente Trump declara que “garantizaría que los beneficios del TLCAN se destinen a productos genuinamente fabricados en los Estados Unidos y América del Norte”.

Al diferenciar los bienes fabricados en Estados Unidos frente a los de América del Norte, el gobierno de Trump persigue un mayor porcentaje de contenido de Estados Unidos en los productos para recibir beneficios del TLCAN. Este ha sido un punto que Canadá y México lo han puesto atrás de la “línea roja”, enfatizando su rechazo, sin discusión.

Las reglas de origen del sector automotriz son uno de los temas de mayor controversia entre los tres países y tiene una especial relevancia en la séptima ronda de negociaciones que se celebra en la Ciudad de México, desde el domingo y hasta el 5 de marzo, porque el gobierno de México ha dicho que presentará una contrapropuesta, tras conocerse primero la propuesta de Estados Unidos y luego otra de Canadá.

 

 

Tags
Show More

Related Articles

Deja un comentario y te invitamos a visitar nuestras redes sociales

error: Content is protected !!
Close
A %d blogueros les gusta esto: